Mosquiteros Cama Algodón

Filter

Mostrando todos los resultados 11

Mosquiteros de cama de algodón de Bambulah

El algodón es una tela lujosa y 100% natural con un aspecto elegante y atractivo. Los mosquiteros de cama de Bambulah están hechos con un algodón 100% orgánico con el equilibrio perfecto entre el peso y la resistencia. El algodón usado es de malla fina y por lo cual muy adecuado para no dejar entrar a los mosquitos e incluso a los insectos pequeños. Al mismo tiempo, la malla fina garantiza una circulación de aire alta. Nuestros materiales de algodón son muy suaves y esto se nota al salir y al entrar del mosquitero. Todos nuestros mosquiteros de algodón están hechos a mano en Bali por artesanos dedicados con una increíble destreza. Todos tienen también un acabado de doble dobladillo: un proceso costoso, pero es la única manera para asegurar que los mosquiteros sean preciosos por dentro y por fuera. Los mosquiteros de Bambulah son reconocidos por su acabado de alta calidad y por sus diseños únicos.

 

Los mosquiteros de cama Bambulah de algodón están disponibles para bebés, niños y adultos.

Sabemos que para muchos de nuestros clientes, no hay nada mejor que materiales 100% naturales. Nuestro algodón no está blanqueado y por lo cual tiene ese aspecto natural. Lo que si que hacemos, es limpiar bien el algodón antes de usarlo para fabricar nuestros mosquiteros.

Esto lo hacemos para fabricar el mejor producto posible, pero también para asegurar que el mosquitero no encoja más cuando lo laves por primera vez en casa. Algodón no lavado encoge muchísimo, así que se usa mucha más tela al fabricar si se lava antes. Sale caro, pero esto evita que nuestros clientes sufran de un encogimiento de unos 10cm al lavarlo por primera vez.

Son estos detalles pequeños que marcan la diferencia entre un mosquitero de algodón hecho en fábrica y nuestra manera manual de fabricar un mosquitero lujoso y de alta calidad. Todo en línea con nuestra filosofía: "De la tela a las etiquetas, solo tenemos un objetivo: diseñar y fabricar los mejores mosquiteros de cama del mundo."

 

¿Un mosquitero de cama hecho de algodón o de poliéster?

¿Qué mosquitero debería de comprar? ¿Cuál es mejor, algodón o poliéster? Al fin y al cabo, esto es más una preferencia personal. En principio, ambos protegen igual de bien. La ventilación también es básicamente igual. La diferencia grande esta en el aspecto y en el tacto, Poliéster no es un material natural pero es muy resistente. Bambulah usa un algodón 100% orgánico, que tiene un aspecto precioso, un tacto increíblemente suave y es mejor para el medio ambiente. Es un producto más sensible y el algodón que usamos es tejido densamente.

La ventaja grande de esto es que ni deja pasar los mosquitos más pequeños. Especialmente en países como Suecia y Dinamarca, esto es una ventaja gigante. Debido al tejido más denso, la red es menos transparente que el de poliéster.

Una cosa en concreto que les encanta a la mayoría de nuestros clientes es que cuando estas tumbado debajo de un mosquitero de Bambulah, notas que estás protegido y que es el sitio perfecto para poder relajarte.

¿Un mosquitero hecho de algodón o de bambú?

En resumen, hay poca diferencia entre un mosquitero de algodón y de bambú. Ambos pueden ser fabricados de una manera ecológica (a pesar de ser un proceso costoso) o por una máquina/manera mecánica (proceso barato, pero muy contaminante). La diferencia más significativa es el tema del tacto. Con esto nos referimos a que el bambú ecológico suele ser más rígido y duro/fibroso que el algodón ecológico.

Bambulah está actualmente experimentando con variantes de la fibra de bambú para obtener algo tan suave como el algodón que usamos, pero con un impacto mínimo en el medio ambiente. Con el uso del bambú, se suele usar un tratamiento muy fuerte que incluye químicos muy agresivos, como el hidróxido de sodio, que puede ser peligroso para la salud. A parte, suelen blanquear los hilos de bambú en una mezcla de ácidos sulfúricos. Por estas razones, aun no estamos convencidos del uso de bambú, y por lo cual no lo vamos a usar por ahora.